fbpx

La jornada dominical del pasado 9 de junio fue única: lo que pasó en nuestra «CASA» fue muy especial, no cabe en una entrada de la web ni en una docena en las RRSS y quedará en el recuerdo de muchos de nosotros. En el título de esta entrada no podemos poner todos los titulares que tenía para nosotros ese «domingo» tan especial. Los ponemos a continuación. Ese día, según lo previsto y planificado desarrollamos:

  • La JORNADA DE PUERTAS ABIERTAS del centro. Más de 500 personas pasaron por las aulas y talleres de ambas secciones (ESO y FP) para ver «in sito» nuestra oferta educativa y los resultados del proceso educativo de este curso. Una gran parte de nuestros alumnos (principalmente de FP) implicados en la actividad y mostrando a los visitantes cómo es su trabajo cotidiano de preparación para emprender su carrera profesional. Muchas gracias a todas y todos.
  • También en esa mañana había la PRIMERA CONCENTRACIÓN DE VEHÍCULOS CLÁSICOS con motivo de nuestro Cincuenta Aniversario. Yo no los conté, pero… ¿a que podía haber más de 50 vehículos aparados en nuestro patio dando colorido a una preciosa mañana del mes de junio? En las imágenes que encontráis vinculadas se puede ver. Gracias al Club Seat 124 de León y a muchas familias de alumnos que se implicaron en esta concentración que también atrajo nuevo público a nuestro Centro.
  • Finalmente -y aprovechando todo lo anterior- era la CONVIVENCIA FAMILIAR de todas las Comunidades Educativas que nos movemos por el complejo Salesianos- Centro Don Bosco: Centro Juvenil, Colegio Don Bosco, Exalumnos, etc. Esta parte reunión a casi un centenar de personas entre pequeños y mayores, alumnos, profesores y educadores y comenzamos con una Eucaristía por ser domingo. Seguidamente, pudimos visitar también todo lo que hemos descrito anteriormente. A medio día, siguiendo el guión, nos juntamos en torno a una única mesa para compartir la Comida Campestre que cada uno habíamos traído. ¡Qué será que cuando se comparte, siempre parece que sobra tanto! A continuación hubo tiempo los niños para jugar y correr, los mayores para charlar y cantar en una típica sobremesa salesiana con café y hasta un poquito de licor (un día es un día, no nos lo tengáis en cuenta!!).Y para acabar el Cuentacuentos Manuel Ferrero deleita a pequeños y mayores con sus narraciones tan bellas y reales…

Esperamos que al año que viene sigamos en trayectoria ascendente en esta propuesta, sobre todo, en el número de participantes (un poco bajo este año, en la convivencia familiar). Porque son estas actividades las que nos hacen recordar mejor lo que somos: Una Gran Familia de familias trabajando por un Proyecto Educativo común: la educación de nuestros niños y jóvenes y el crecimiento personal de pequeños y mayores. ¡Gracias a todos!

IMÁGENES DE LA JORNADA