Hoy, parte del claustro del Colegio Don Bosco ha realizado un curso sobre reanimación cardiopulmonar y ha aprendido el manejo del desfibrilador, un instrumento que está disponible en nuestras instalaciones para hacer frente a posibles emergencias.