Aprende, Trabaja, Siéntete como en Casa

Campaña Pastoral 19/ 20

Siéntete COMO EN TU CASA

La Campaña Pastoral ofrece un planteamiento en donde se pone en el centro la experiencia de “Hogar”. La exhortación “Cristus Vivit” habla en sus números 216-217 de la experiencia de desarraigo que viven muchos niños y jóvenes. Desarraigo afectivo-familiar en muchos casos, desarraigo social o económico en otros casos etc.

Crear hogar es crear familia, es aprender a sentirse unidos a los otros más allá de vínculos utilitarios o funcionales, unidos de tal manera que sintamos la vida un poco más humana. (…) Es tejer lazos que se construyen con gestos sencillos, cotidianos y que todos podemos realizar. Un hogar necesita de la colaboración de todos. (Papa Francisco: CV, 217).

Carta a la Comunidad Educativa

Explicación del Lema 2019/ 2020

Los días fueron insuficientes para relatar una aventura soñada desde la infancia, intuida en la adolescencia y materializada en los días en que el corazón se abría al sabor de la vida. Por eso, la aventura sigue; la vida está llamada a ser siempre «una misión, una aventura”.

Y en ningún sitio como en la propia casa. «Crear hogar es crear familia, es aprender a sentirse unidos a los otros más allá de los vínculos utilitarios o funcionales… Es tejer lazos que se construyen con gestos sencillos y cotidianos» (CV 217).

Se nos llama a crear hogar, a hacer morada, a reconocer las propias raíces, a cuidar la casa común, asumiendo responsabilidades, sabiendo que errores y aciertos fortalecen nuestro estilo de vida y nos llevan a descubrir a los más desfavorecidos. Habrá que aprender a mirar, a captar lo que pasa a nuestro alrededor, a percibir las realidades que surgen en nuestro hogar. Una mirada atenta nos enseñará a pasar la vida por el corazón, de modo que lo percibido vaya transforme nuestro entorno.

Esto tiene en su base «una familia que me quiere y acoge». Convendrá hacerse expertos en el arte de salir todas las mañanas de casa para construir familia y regresar, cada tarde, al hogar sabiendo que abuelos y abuelas, padres y madres, hermanos y hermanas… esperan. Construyamos, allí donde nos movemos, la familia que da origen y pregunta por la vida. La familia que me hace sentir «como en casa».

 

«En esta casa encuentro mis raíces y mi vocación». Encuentro personas de las que aprendo, porque sin raíces desconectamos de lo mejor de la historia. Descubriendo las raíces comunes nos ligamos al mundo y a la historia y podemos hacer realidad aquello de «deja que te acompañe», para que te sientas «como en casa».

Y «una familia con la causa de los pobres», una familia experta en acoger y cuidar personas, que nos muestra la fragilidad de muchos seres humanos y la opción por los más vulnerables. Nuestra familia nos lleva al encuentro con los sin familia, para que encuentren en nosotros el hogar que tal vez nunca tuvieron. La familia crea familia para que todos se puedan sentir «como en casa».

Pensaba que su casa era pequeña, hasta que descubrió que el mundo era la casa de todos y que todos estaban llamados a construir ese hogar especializado en compasión y ternura para con los que un día, por circunstancias muy diversas, perdieron sus raíces. Es hora de reconocer la presencia del «Reino de Dios». Las semillas del reino ya están dando frutos… Ha llegado el momento de descubrir, juntos, que es posible vivir «como en casa».

Un curso, 2019/ 2020, para crear hogar, un hogar que, como sabemos muy bien, «necesita de la colaboración de todos» (CV 217). Rompe con tu soledad, crea hogar, haz casa si de verdad quieres sentirte «como en casa». Mima, pues, el ambiente en que vives como tu hogar, como tu propia casa. No esperes a mañana, comienza hoy. ¡Es tu oportunidad!

Isidro Lozano, SDB

1º/ MIRAR la realidad

Mirar es captar, percibir y aprehender lo que nos rodea y a los que nos rodean. Educar la mirada es uno de los primeros quehaceres educativos, dado que no es lo mismo ver, que contemplar. En nuestra campaña la mirada irá dirigida a las personas y a las relaciones que establecemos con ellas. En unos casos, será con los cercanos (compañeros de clase, grupo…). En otros, con realidades que nos envuelven y que nos configuran como personas: el medio-ambiente, los demás.

2º/ EMOCIONARSE (Corazón)

El segundo paso afecta a la profundidad de las emociones. Queremos hacer del acto educativo un espacio para la trasformación del corazón y de la conciencia de cada uno. Solo lo que logra afectar, transforma. En este sentido, queremos seguir profundizando en el trabajo sobre el mundo emocional y espiritual, a través del programa de educación de la Interioridad- Oración. De este modo, el curriculum queda impregnado de una forma complementaria de ver y entender.

3º/ CUIDAR y TRANSFORMAR

Por último, queremos educar las “manos” como herramienta para el “hacer”. La transformación lleva el apellido del “Cuidado”. No se transforma la realidad destruyendo o hiriendo; el cambio solo es posible desde las relaciones amigables y empáticas, que abren a la generosidad y al trabajo en equipo.

VÍDEOS DE LA CAMPAÑA (1 por mes)

Septiembre

Bienvenidos a Casa, a TU (NUESTRA) casa

Febrero

El cambio climático: efectos y consecuencias

Octubre

Bautizados y enviados: el protagonista eres tú

Marzo

La cultura del despilfarro y el descarte humano

Noviembre

Una casa que acoge: migrantes y refugiados

Abril

Mirar de cara, aceptar la cruz

Diciembre

Dios hace hogar con nosotros

 

 

Mayo

María se siente como en su casa

Enero

Jóvenes con raíces

 

 

 

Junio

Verano: tiempo de aprender